Vinealia

Vino cena amigos y familiares

¿Cuál es el vino perfecto según tu edad?

24 octubre, 2018

COMPARTE

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Imagina que estás esperando a tu acompañante antes de cenar. Mientras esperas te has pedido un buen vino, ese que te apetece cuando llegas a casa. Para entretenerte observas la bebida de cada persona que está en el restaurante y en especial, como buen vinícola, cuál es el tipo de vino que han pedido. 

Pues esto, esto es justamente de lo que vamos a hablar hoy. ¿Es cierto que nuestros gustos van cambiando con la edad? ¿Es posible que de jóvenes nos gusten los vinos más afrutados y cuando vamos ganando años y madurez sepamos disfrutar de la madurez de un buen reserva?

Como todo en la vida, del vino también se aprende, y nuestras papilas gustativas son las encargadas de ello. No todo es innato, sino que debemos de entrenarlas y la edad es un factor variable que importa y mucho. Pero dejemos de lado tanta palabrería y vayamos a lo que nos importa.

¿Qué tipo de vino prefieren la gente según su edad?

A pesar de que esta es una idea general y está claro que no podemos generalizar, puede convertirse hasta en juego y ver si esta conducta se relaciona con la vida real. 

– Vinos que nos gustan a partir de los 20 años

¿Qué es lo caracteriza a un jóven o una jóven en esta edad? El dinamismo, la frescura, la variedad, etc…

Y es que si, a los jóvenes por norma general suelen apreciar vinos jóvenes, afrutados, con toques ligeros, que suelen pegar y combinar a la perfección con cualquier tipo de plato: pasta, pescado, pizza ya que por sus condiciones de maridaje tengan un beber muy ligero y amigable. En los últimos años uno de los vinos que más se han asentado en este sector de la sociedad es el Verdejo.

– Vinos que nos gustan a partir de los 28 años

A partir de esta edad, nuestros gustos se estabiliza, nuestra vida a pesar de ser dispersa, y alocada en ciertos sentidos como el trabajo, relaciones… comienza a estabilizarse y asentar unos gustos que marquen la base de nuestra personalidad. Por ello, es que en esta fase de nuestra vida, seguimos apreciedad la acidez y en cierto sentido los sabores afrutados, pero comenzamos a buscar vinos con una base más fuerte, como los semi-crianza.

vino joven

– Vinos que nos gustan a partir de los 35 años

Aquí al igual que nuestra vida, nuestro gusto por el caldo se va asentando, y buscamos vinos de crianza, ya que tienen la combinación perfecta de matices, equilibrio entre el sabor a madera y el cuerpo que no buscábamos cuando éramos más jóvenes. Grandes crianzas como Cune o Puelles

– Vinos que nos gustan a partir de los 50 años

Nuestra vida es más que estable, buscamos los matices, los pequeños placeres y momentos de la vida por lo que un vino pausado, con carácter es lo que por norma general suelen buscar estos consumidores. Vinos de grandes reservas, vinos de las mejores añadas o de reflejos anaranjados suelen ser un gran acierto. En zonas como Andalucía, el fino es otro de los caldos que más abundan en personas de esta edad. 

La madurez y la frescura del vino digamos que son las dos variables que más cambian con nuestra edad. Los vinos que tengan menos tiempo en barrica serán más afrutados y los que más tiempo pase, mayor será su cuerpo. 

Este artículo es una idea preconcebida según nuestro estilo de vida actual, y no pretendemos generalizar con ninguno de estos gustos. Las personas al igual que sus personalidad y sus gustos, cambian y es ahí donde la vida y la personalidad del vino nos sorprende cada día.

¿AÚN NO HAS COMPARTIDO?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest